LA SIRTR es una sociedad internacional establecida y reconocida como la voz de la tecnología de la radiación médica.

La relación oficial de la Sociedad con la Organización Mundial de la Salud nos permite mantener representación en todas las reuniones públicas de la OMS en Ginebra y en sus comités regionales.  Representantes de la SIRTR han tenido la oportunidad de hacer manifestaciones en un sinnúmero de Asambleas de los comités regionales de la OMS en temas relacionados con la Tecnología de Radiación Médica.  De esta forma la experiencia y el conocimiento de los Radiógrafos y Tecnólogos Radiológicos en todo el mundo ha contribuido al establecimiento de normas internacionales en áreas tan vitales como: control de la calidad, legislación para la protección radiológica, prácticas apropiadas en la realización de procedimientos radiográficos y en los servicios radiográficos básicos.  Los  miembros individuales de la SIRTR actúan como asesores y consultores en programas categóricos de la OMS.

En el año de 1971, la Sociedad participó en un seminario en Teherán, Irán, organizado conjuntamente por la Organización Mundial de la Salud y la Agencia Internacional de Energía Atómica.  El tema de este seminario fue el adiestramiento de radiógrafos y otro personal técnico en el uso de radiación ionizante y de radionucleidos.  Un informe comprensivo de este seminario fue publicado posteriormente por la OMS.

La SIRTR está comprometida con la meta de la Organización Mundial de la Salud hacía ìSalud para todos en el año 2000î.  Se ha establecido un grupo de trabajo propio para adelantar esta meta en la especialidad de la tecnología de la radiación médica.  Igualmente se ha mantenido una comunicación estrecha con las sociedades miembros para asegurar el logro de esta meta común.

En Europa, la sociedad trabaja en conjunto con la Comisión de las Comunidades Europeas para la implantación de la Directiva ìEuratum 1984î para el control de la radiación.  El documento de trabajo ìLas funciones del Radiógrafoî es revisado regularmente para incluir las nuevas modalidades de imágenes de diagnóstico.  La SIRTR también ha publicado el documento ìEstándares Profesionales para la educación de Radiógrafos y Tecnólogos Radiológicosî (este documento está disponible en español).

Un grupo de trabajo realizó una evaluación de las condiciones de la educación y el adiestramiento en los países miembros de la comunidad europea y ha sometido recomendaciones dirigidas a la armonización de la profesión en estos países, para satisfacer los requisitos de una sola Europa.

En la región de Asia/Australia, la Asociación Japonesa de Tecnólogos Radiológicos ha sido identificada por la OMS como Centro de Colaboración para el adiestramiento de Tecnólogos Radiológicos en una amplia variedad de temas relacionados con el uso de la radiación en la medicina.  Tecnólogos de muchas partes de esta región han recibido educación graduada en el Centro y se espera continuar aumentando este esfuerzo para la expansión de los recursos y las facilidades de la Asociación Japonesa.

Una de las metas fundamentales de la SIRTR es el ofrecer apoyo a los países que están radiológicamente sub-desarrollados.  Se ha dado asesoría a muchas sociedades nacionales para asistirles en la formación y mantenimiento de sus organizaciones, programas de adiestramiento y actividades de educación continuada.

En respuesta a necesidades identificadas, la Sociedad organiza congresos regionales y mundiales regularmente y ha desarrollado talleres de trabajo para educadores en la tecnología de la radiación médica.  Se lográ la asistencia de representantes de países en desarrollo para participar en estas actividades, y los resultados de estos seminarios han sido publicados para distribución global.

El ìFondo Mundial para la Educación Radiográficaî fue inaugurado para adelantar la educación en la ciencia y práctica de la tecnología en radiación médica.  Este Fondo apoya económicamente varios proyectos educativos y publicaciones. Libros de texto donados por sociedades miembros e instituciones educativas son recogidos para la redistribución en aquellos países que lo requieran.

La Sociedad ha ofrecido financiamiento mediante becas internacionales para reforzar la investigación por radiógrafos y tecnólogos Radiológicos.

EL intercambio regular de información se logra mediante la publicación del ìBoletín de la SIRTRî producido por el Comité de Relaciones Públicas auspiciado por AGFA.  Dos ediciones de 2000 copias se publican anualmente y se distribuyen entre las sociedades miembros y los miembros asociados individuales.  El boletín contiene noticias de todas las sociedades miembros y artículos internacionales de interés para la profesión.

La membresía asociada a la SIRTR ha estado disponible desde 1979 para individuos interesados en la tecnología de la radiación médica e interesados en apoyar las metas de la SIRTR.  La membresia asociada promueve un enlace con la comunidad radiológica a aquellos individuos en países donde no existe una sociedad nacional.  La Sociedad cuenta con aproximadamente 2000 miembros asociados individuales y este número sigue creciendo.  Las sociedades miembros cuentan entre su membresía con unos 150,000 radiógrafos individuales. En el año de 1992 se estableció la membresia Corporativa para acoger corporaciones o instituciones interesadas en auspiciar los fines de la Sociedad.

Los primeros socios de la SIRTR lograron un importante hito hacía la comunicación entre radiógrafos y tecnólogos radiológicos a través del mundo.  Fueron innovadores con muy pocos recursos.  Desde sus inicios sencillos en 1959, la Sociedad es ahora reconocida como la representante oficial de la tecnología de la radiación médica ante los gobiernos nacionales, organizaciones internacionales y otros miembros de las profesiones en el cuidado de la salud.

La Sociedad Internacional de Radiógrafos y tecnólogos Radiológicos mira con abosluta confianza los retos del futuro para el avance de la radiación médica y en mantener unos estándares de excelencia en la calidad del cuidado al paciente.